Existen multitud de tipos de tejidos de playeras para confeccionar , diferentes calidades y cualidades que vienen definidas por la materia prima, el tipo de fibra que componen el hilo y el tratamiento que se le aplica, y la técnica con que se tejen estos hilos para formar el tejido en sí mismo. Las materias primas pueden ser naturales, como el algodón, el bambú o la lana, o sintéticos como el poliéster o el rayón.

Las características y el tratamiento de las fibras que forman el hilo afectan a las cualidades finales de tejidos fabricados con la misma materia prima, según el tratamiento que se aplique a la materia prima, y la longitud y regularidad que tengan las fibras obtenidas para formar el hilo resultante, obtendremos diferentes calidades en el tejido final, así de un mismo algodón podemos obtener hilos de algodón cardado o peinado.

TEJIDOS 100% ALGODÓN

Dentro de los tejidos 100% algodón, podemos distinguir tres tipos de hilo que aportan mayor o menor calidad, y varias técnicas de tejerlos para conseguir muy diferentes cualidades. Los tipos de hilo de algodón más utilizados son los siguientes:

– Algodón Cardado: Se forma con fibras largas y cortas de tamaños y diámetros muy diferentes, dando como resultado un hilo grueso y basto con muchas fibras sueltas que entorpecen y privan de definición al sistema de impresión.

– Algodón Semi-Peinado: Este se compone de fibras largas pero que siguen presentando ciertas irregularidades, el hilo se somete a un proceso de limpieza que elimina algunas de las fibras sueltas. El resultado es un hilo fino y suave pero que todavía contiene fibras sueltas, aunque ofrece una buena superficie de impresión.

– Algodón Peinado: Es el hilo de mejor calidad que se puede obtener del algodón. Para su fabricación sólo se utilizan fibras cortas muy regulares, obteniendo un hilo fino, suave y muy resistente que apenas contiene fibras sueltas, ofreciendo prestaciones muy buenas tanto de resistencia, comodidad e impresión.

TEJIDOS MEZCLA DE ALGODÓN

El algodón se puede mezclar con hilos de otras materias primas para obtener tejidos con características, texturas o acabados deseables, que el algodón por sí sólo no es capaz de proporcionar.

– Mezcla de Algodón / Poliéster: Añadir poliéster al algodón, dota al tejido de mayor resistencia al desgaste y decoloración, y aporta suavidad, brillo y elasticidad. También conseguimos reducir la tendencia del algodón a arrugarse fácilmente y es la manera más sencilla de conseguir tejidos de apariencia jaspeada. Esta mezcla tiene el inconveniente de fibrilar formando bolitas si el algodón utilizado en la mezcla no es de buena calidad. Disponible en gramajes ligeros y medios (150-180 grs./m2).

– Burn Out: Una mezcla de algodón y poliéster en el cual se quema el algodón de ciertas zonas para dejar sólo el tejido de poliéster, así alternas zonas de densidad normal con zonas casi transparentes, fabricado también en gramajes ligeros.

– Triblend: Es una mezcla cuya composición suele ser del 50% de poliéster, 25% de algodón peinado y 25% de rayón, que da como resultado tejidos de colores jaspeados con un tacto extra suave, muy cómodo y elástico, con una resistencia excepcional al desgaste en tejidos ligeros (150 grs./m2) que soluciona en gran medida la formación de bolitas por el uso, tan común en las mezclas de algodón-poliéster.

– Mezcla de Algodón / Elastano: El aporte de un pequeño porcentaje (5-10%) de elastano al hilo de algodón, crea un tejido muy elástico que conserva la apariencia y la comodidad natural del algodón. Se utiliza para confeccionar prendas de vestir de corte ceñido, con un tejido que suele ser de gramaje medio-alto en torno a 180/220 grs./m2.

TEJIDOS RECICLADOS CONSIDERADOS SOSTENIBLES

– Algodón Reciclado: Un tejido fabricado a partir de ropa de algodón usada, a la que se le añaden fibras de algodón nuevo que suele ser orgánico, para crear un tejido de algodón 100% de las mismas características que un tejido procedente de algodón nuevo, pero que conlleva un menor consumo de CO2 y de recursos naturales.

– Poliéster reciclado: Se fabrica a partir de botellas y envases PET usados que da como resultado un tejido de poliéster 100%, o se mezcla con algodón orgánico para crear un tejido de mezcla al 50%.

TEJIDOS SINTÉTICOS

– Rayón / Modal: Este tejido sintético se obtiene a partir de celulosa regenerada. Ofrece un tacto muy suave con buena caída similar a la seda, gran absorción de la humedad, alto brillo, resistencia y elasticidad. Absorbe profundamente los tintes, lo que se traduce en una gran resistencia a la decoloración a través del uso y los lavados.

– Poliéster: Tejido obtenido del petróleo, de uso muy extendido para la confección de ropa técnica deportiva. Dependiendo del hilo y la técnica de tejer, se obtienen desde tejidos bastos, incluso desagradables, hasta tejidos muy suaves y agradables con cualidades elásticas, de rápido secado y resistentes al desgaste y la decoloración.

La industria textil investiga y se reinventa constantemente para crear tejidos con mejores características, más respetuosos con el medio ambiente, procesos más sostenibles y que garanticen los derechos y la salud de los trabajadores y usuarios de sus productos. Es un camino largo donde alcanzar la meta depende, en gran medida, de la elección y la postura que tomemos los clientes finales ante la oferta del mercado.

Por |2017-09-22T19:47:34+00:00septiembre 22nd, 2017|Playeras|

Deje su comentario