Los Usos Prácticos de la Serigrafía

De todos los procesos de impresión, la serigrafía es posiblemente la más versátil. La ventaja que la serigrafía posee sobre otros procesos de impresión es que puede usarse para imprimir en una gran variedad de sustratos diferentes; papel, plásticos y metales, así como muchos otros materiales como el vidrio y el algodón. Estos sustratos pueden ser impresos en todas las formas, tamaños y espesores diferentes.

Algunos de los productos más comunes que se producen mediante serigrafía son: placas de circuitos electrónicos, etiquetas, teclados de membrana, calcomanías, carteles y textiles. Sin embargo, ¿sabías que también la serigrafía también juega un papel importante en la fabricación de dinero y en las tiras reactivas desechables que monitorean los niveles de glucosa en diabéticos?

Los aspectos clave en los que la serigrafía resulta ventajosa frente a otros procesos de impresión, como la impresión digital, la litografía offset y la flexografía, incluyen:

Versatilidad

Los medios utilizados en la serigrafía son diversos, dependiendo del tamaño de la malla de la pantalla se pueden seleccionar tintas tradicionales (basadas en UV y solventes) y también adhesivos, laca, plata conductiva y dieléctrico. Al usar la serigrafía, puede adaptarla fácilmente a las necesidades y requisitos de cualquier producto.

Escalabilidad

Los fabricantes de serigrafía pueden controlar los diversos parámetros para obtener resultados consistentes, que permiten la fabricación de grandes cantidades de productos, a un precio muy rentable.

Personalizable

En la impresión de pantalla, se puede aplicar un mayor espesor de tinta en comparación con cualquier otro proceso de impresión. Esto le permite al fabricante acumular capas de tinta para crear efectos únicos que de otro modo no serían posibles con otros procesos de impresión como la impresión digital. Debido a la simplicidad del proceso de impresión, hay una mayor gama de tintas y tintes disponibles para su uso, lo que permite a los fabricantes tener más control sobre el aspecto final del producto.

Medibilidad

Inmediatamente después de que los productos se hayan imprimido y secado, se puede evaluar para obtener una medida clara de su rendimiento, por ejemplo, los circuitos eléctricos impresos se pueden probar para medir su conductividad, voltaje y resistividad.

Debido a su versatilidad, la serigrafía tiene un futuro seguro en la industria de la impresión. Cuando se necesiten productos duraderos a gran escala, la serigrafía siempre tendrá una ventaja competitiva sobre otros procesos de impresión. Con el beneficio adicional de que el proceso puede producir en masa con repetibilidad sostenida de una manera rentable, seguirá siendo el proceso de impresión preferido por las impresoras industriales.